Este es un ejemplo de lo que hay que hacer con twitter

Hace años que dejé de tener esta pelea con los clientes.

“No te lo digo, te lo enseño”

Porque yo, además de demostrarlo, les hacía una pregunta:

¿Prefieres usar tu web para llevar a la gente a tus redes sociales?¿O usar las redes sociales para llevar la gente a tu web?

La respuesta siempre es la misma: Tú lo que quieres es un camino que lleve a quienes te ven, de mirarte a pagarte.

Admítelo:

No quieres charlas, ni likes, los comentarios están bien, los suscriptores todavía mejor. Pero incluso “añadir al carrito” se queda corto si luego no pagan.

Y este es un caso real.

Tú has venido de twitter. Lo supongo porque esta página se supone que no está enlazada de ninguna otra parte.

Y te estoy contando algo que tiene que ver con lo que te contaba en mi bio de twitter.

Ahora la siguiente acción natural es que te suscribas a mi lista, pero para eso debería ofrecerte algo a cambio.

Pero hoy no lo haré.

No te voy a chantajear ni nada.

Si crees que puedo enseñarte algo que te ayude a vender más, te suscribes. Si no te interesa, sencillamente puedes volver a twitter o hacer lo que sea que estabas haciendo.

Si te suscribes, oh, sorpresa, recibirás un email donde te cuento un sistema de ventas que funcionó muy bien, y además intentaré venderte un servicio.